Aina Gomila


Conocer El Hospital Carmelo para mí ha sido una experiencia vital. Me ha enseñado como en un lugar donde los recursos son limitados se puede hacer tanto y algo tan bueno por las personas que lo necesitan. Lo que he llegado a aprender en estos 2 meses no se puede resumir en pocas palabras, porque han sido miles de cosas! tanto a nivel médico como emocional. Para mí es un ejemplo de colaboración entre todos, de esfuerzo, de trabajo sin límite y de coordinación por un objetivo común, que son los pacientes. Y sin duda esto es con lo que me quedo, con la actitud de las personas que en él trabajan, siempre con una sonrisa en la cara y un ‘bon día’ en la boca. Me han hecho sentir como en casa desde el primer día, he sentido que aportaba algo y que formaba parte de este hospital. Me lo llevo a Barcelona en el corazón.
MUCHAS MUCHAS GRACIAS A TODOS!!!!