Miria, Fabrizio e Riccardo- Espérance ACTI, Suiza

El verano del 2012 finalizo con el regreso de algunos de nosotros , voluntarios de Espérance ACTI em Mozambique, al “ Hospital Carmelo de Santa Teresa do Limpopo”.

Madalena, Maria Elisa, Flora, Manuela,Joaquina, Ana Rosa e Aurora son las maravillosas Hermanas misionarias que comandan el Hospital Carmelo. Fue una honra convivir y compartir con ellas un poco del excelente trabajo que ellas hacen todos los días en este hospital.
El hospital es verdaderamente notable, profesional y aseado como hay pocos hasta en nuestros países . Los principales problemas tratados allí son causados por el SIDA y tuberculosis, enfermedades que están disminuyendo las familias y hacen la vida de todos muy precaria.

En ese contexto , todavía mas fuerte y significativos se tornan los encuentros de todos los días con los profesionales, pacientes y niños , todos increíblemente lindos , con sus miradas que encantan y sus sonrisas que derriten nuestros corazones .

El escenario no podría ser mejor . El paisaje es deslumbrante , con colores espectaculares del atardecer que traen tranquilidad y dignidad as las personas de Mozambique.

Fue muy fácil asi , enamorarse por todos lo que vimos y vivimos durante estos días.

Siendo esta nuestra segunda visita, concentramos nuestros esfuerzos en muchos frentes :

En primer lugar ,dimos continuidad al trabajo iniciado el año pasado , relacionado con la digitalización de los registros de las adopciones. Un punto particularmente interesante para nosotros fue el de participar del encuentro de los niños adoptados ( sábado 4 de agosto ) , en este día además de verificar las condiciones de salud y de educación de las familias , hicimos entrega de las donaciones mensuales . El encuentro fue sorprendente! Por medio de nosotros las familias pudieron demostrar su gratitud con los “ padrinos “ . Apretaron nuestras manos , y los inevitables “Kanimambo” (que significa en lengua Shangaan “gracias “). Las donaciones son , de hecho fundamentales , ellas garantizan que los niños puedan frecuentar la escuela , lo que seria imposible sin esta.

Fue muy gratificante ayudar a dar vida a un proyecto , que hasta el año anterior parecía estar a anos luz de su concretización , este fue el de inaugurar el laboratorio de informática . Hicimos de profesores iniciando cursos de básicos para adolescentes y también para pacientes que viven y trabajan en el hospital . Algunos nos sorprendieron por la facilidad de aprendizaje y por sus esfuerzos , en otros casos la misión fue un poco mas difícil , pero en general , el progreso después de solamente dos semanas fue impresionante . Fue particularmente satisfactorio que con nuestra ayuda , los cursos de informática son ahora una realidad , y que pueden ayudar tanto a los niños como al hospital que podrá contar con el conocimiento de estas personas para su administración .

Pero el lugar donde invertimos la mayor parte de nuestros esfuerzos fue sin duda el centro pediátrico , Los niños son maravillosos . Todos injustamente enfermos , nos envolvieron emocionalmente , con afecto y abrazos. Con ellos ahora tenemos una relación indescriptible! Con ellos cantamos, hicimos tareas , preparamos helados para todos, hicimos trucos de magia y disfraces , modelamos y soltamos globos . fue una experiencia inolvidable , que entre nostalgia y los recuerdos de los momentos lindos que vivimos , nos deja con ganas de volver lo mas rápido posible para fortalecer todavía mas los lazos establecidos y continuar compartiendo con las personas y niños del hospital otras experiencias , experiencias que nos van a enriquecer mas a nosotros y a estas personas.

Kanimambo
www.esperance-acti.org